Múltiples razones para limpiar nuestro sofá

sofa-salud

Los textiles del hogar son un foco de ácaros y bacterias que proliferarán si no se mantienen a raya: especialmente los ácaros del polvo.

Son pequeños organismos que derivan directamente de la familia de las arañas. Para poder sobrevivir, necesitan de un hábitat con una temperatura relativa que oscile entre el 60 y el 80%, además de unas temperaturas superiores a los 20ºC. Estas condiciones se dan tanto en las camas, en los cojines, así como en el sofá.

Para alimentarse, los ácaros del polvo utilizan las escamas de piel seca (procedentes tanto de nosotros cómo de los animales).

Es decir, que lo tienen muy fácil para proliferar. Además, los científicos han concluido que no existen ácaros depredadores (se han extinguido), por lo que, si no mantenemos limpios los elementos textiles, no harán otra cosa que crecer y multiplicarse.

¿Te haces una idea de cuantos ácaros puede haber en tu sofá? Pues haz los cálculos: 2500 ácaros del polvo por cada gramo de polvo. Si nos ponemos a hacer número, en un solo sofá puede haber más de 2 millones de este tipo de organismo.

¿Qué efectos tienen sobre nuestra salud los ácaros del polvo?

Hasta este punto podríamos pensar que estos seres sin amables y que simplemente conviven en nuestro sofá, sin causarnos ningún perjuicio. Pero nada más lejos; cada ácaro de polvo desecha hasta 20 bolitas de excrementos de forma diaria. Estos excrementos tienen alérgenos que puede afectar a la garganta, al revestimiento que protegen nuestras fosas nasales, incluso a algunos órganos vitales como los pulmones. Si el sofá o la cama no está limpios, los alérgenos serán dispersados, afectado a todo nuestro organismo.

Pueden producir síntomas de rinitis y asma, ezcemas y dermatitis. De hecho, se calcula que cerca de las ¾ partes de las personas que tienen asmas son alérgicas a los ácaros del polvo.

sofa-limpiar

Además, si no se limpia el sofá, contribuimos a su deterioro. Las sustancias que caen sobre el mueble pueden ser el alimento de las bacterias, lo que hará que se vaya estropeando progresivamente, por eso es altamente recomendable el hacerse con sofás de materiales de calidad, los cuales alargarán la vida útil del sofá en bastante tiempo, te recomendamos que te informes un poco más por unos expertos  como son en http://www.elmundodelsofa.es/ una web dedicada exclusivamente a los sofás, con un amplio conocimiento en el tema.

¿Cómo limpiar un sofá?

  • Acaba con el polvo: Lo primero que debes de hacer para saber cómo limpiar un sofá es eliminar el polvo. No te hará falta más que pasar un trapo de algodón por todos los rincones. Además, pasa también la aspiradora (tanto por los almohadones, cómo por los cojines).
  • Tela: Tienes que saber qué tipo de tela tiene el sofá; así evitarás utilizar un producto que la pueda llegar a estropear. Una vez que lo sepas, compra el limpiador correspondiente.
  • Aplicación del líquido: Cuando ya sepas el producto que vas a usar, aplícalo en todas las partes sin dejarte ningún rincón. No utilices una cantidad exagerada de líquido, ya que se podrían generar manchas permanentes.
  • Partes del sofá: Las diferentes partes del sofá deben de ser secadas al sol, para evitar que se genere cualquier tipo de humedad. Desmonta y monta el sofá cuando esté todo listo.

Limpia el sofá de forma regular y evitarás sorpresas desagradables.