Recomendación para no resfriarte

Ya hemos entrado en el otoño y con el cambio de temperatura empiezan a venir los primeros resfriados. Aunque estos no tienen demasiado que ver con estos cambios, lo cierto es que sí que ayudan a que los gérmenes puedan proliferar al encontrar las condiciones adecuadas.

La principal manera que tienen los gérmenes para poder avanzar es a través del contagio entre las personas. Cuando llega la temporada de frío nos concentramos en zonas cálidas: centros comerciales, trenes, diversos establecimientos… lo que hace más sencillo que cualquier virus se pueda llegar a extender. Además, se calcula que existen hasta 200 virus diferentes por lo que será muy complicado no coger algunos.

Nosotros hemos preparado algunos pequeños trucos que te van a venir estupendamente para evitar la posibilidad de resfriado.

Las mejores recomendaciones para evitar resfriarte

Protege tus manos

Los virus son capaces de extenderse con mucha facilidad a través de nuestras manos. Diariamente tocamos toda una gran serie de elementos que están expuestos… y lo peor de todo es que acabamos tocándonos la cara consiguiendo infectarnos de forma inmediata.

Te recomendamos que te laves las manos de forma continua, sobre todo antes de las comidas y de tocar cualquier elemento extraño. Utiliza un gel antibacterial y frótate las manos durante, al menos, 30 segundos. Además, enjuágate correctamente eliminando cualquier resto de jabón.

Manos con jabon

Dieta equilibrada

Te recomendamos que consumas una dieta equilibrada en donde incluyas los diferentes tipos de alimentos. Además, aunque no se ha comprobado su eficacia de forma científica, se piensa que la vitamina C es muy buena para combatir los síntomas del resfriado.

Por esta razón, conforme se va acercando el invierno, deberíamos tomar alimentos ricos en esta proteína. Puede protegernos o no pero nunca está de más fortalecer nuestras defensas.

Adiós a los malos hábitos

Si fumas o tomas alcohol de forma regular tienes que saber que debilitan de forma continua nuestro sistema inmunológico. De esta manera, los virus tendrán vía libre para poder extenderse a lo largo de nuestro organismo.

Deberías de aprovechar esta ocasión para intentar dejar de fumar. Además, recuerda no fumar cerca de otras personas ya que las convertirás en fumadores pasivos; especialmente en los niños ya que su organismo es mucho más débil que el nuestro y les costará mucho más eliminar el resfriado de él.

Stop smoking

Limpieza adecuada

En el caso de que un familiar se haya contagiado pero ya se haya recuperado, tenemos que asegurarnos de limpiar adecuadamente la zona; solo de esta manera conseguiremos que el virus se pueda llegar a desplazar.

No se trata de hacer solamente una limpieza superficial, tiene que ser muy minuciosa. Si, por ejemplo, nuestro hijo es el que se ha contagiado, deberíamos limpiar todos los juguetes para evitar que nadie más se pueda llegar a infectar. Tienes que saber que los virus son capaces de sobrevivir varios días en casi cualquier tipo de superficie… por lo que, aunque no los veas, te están esperando.

Cuidado con los cambios de temperatura

Que la temperatura está descendiendo es un hecho, así que no te hagas el valiente. Si hace frío, abrígate. Presta especial atención a tu cuello para evitar que se pueda irritar (las irritaciones y dolores de garganta hacen que el virus pueda propagarse con más facilidad a lo largo del cuerpo).

Intenta mantenerte siempre caliente aunque la temperatura externa sea fría; si controlas los cambios de temperatura, no deberías tener ningún problema.
Sigue estos consejos y al resfriado será mucho más complicado alojarse en tu cuerpo.